More

    Detrás de la noticia

    El conflicto provocado por el despido de 2125 trabajadores de salud, eufemísticamente denominado término de vigencia,ha sacado a flote graves irregularidades administrativas en la contratación de miles de plazas sin soporte presupuestal por los ex gobernadores Ulises Ruiz y Gabino Cué, así como el desvío de recursos y la falta de distribución de medicamentos en general, especialmente oncológicos.

    Más que grave resulta en este sentido la denuncia del secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, al informar sobre las entregas de medicamentos en general, y de oncológicos en particular, que han hecho el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops) a Oaxaca.

    En cumplimiento de la instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador de informar sobre el abasto de medicamentos oncológicos, durante su reciente gira por Oaxaca al lado del gobernador Alejandro Murat, Alcocer dejó entrever que en el almacén de la Secretaría de Salud estatal se han ocultado y retenido sin distribuir los medicamentos.

    El secretario Alcocer dio a conocer que “se solicitó al responsable del almacén de la Secretaría de Salud estatal un informe sobre las claves y piezas recibidas. Sin embargo, esta dependencia pidió tiempo para dar respuesta. Desde julio el almacén no ha reportado a la Dirección de Control y Emisión de Pedidos del Insabi qué medicamentos e insumos ha recibido la entidad”.

    A pesar de la gravedad del ocultamiento, retención y falta de distribución, adecuada y oportuna, de medicamentos,denunciada por el secretario de Salud federal, Jorge Alcocer Varela, hasta el momento la Fiscalía General de la República (FGR), la Secretaría de Salud estatal ni la Fiscalía General del Estado, han iniciado la investigación al respecto.

    El positivo ordenamiento del sector salud del estado destapó a medias, la gigantesca cloaca de la contratación de plazas sin soporte presupuestal, sin tocar a las novias, novios, amantes de ex gobernadores, políticos, funcionarios, dirigentes sindicales y de organizaciones sociales y “porros” de la UABJO.

    Prueba de ello, la organización marxista-leninista Sol Rojo bloqueó el crucero del estado de béisbol Eduardo Vasconcelos en apoyo a un grupo del personal de saluddespedido, adherido al Sindicato Independiente Nacional de Trabajadores de Salud argumentando que “bajo presión las autoridades resolverán sus demandas”.

    A diferencia de la lucha legal y pacífica del Movimiento Único de Trabajadores Eventuales de los Servicios de Salud de Oaxaca (MUTESSO) los activistas de la organización Sol Rojo retuvieron unidades de transporte público y de empresas privadas, provocando la molestia de la población por el caos vial generado por el bloqueo.

    La mafia históricamente larvada en la Secretaría de Salud y los Servicios de Salud de Oaxaca por las amplias redes de complicidad y corrupción política acapara gran parte del presupuesto al cobrar como mandos medios administrativos,muchos de ellos, en realidad, “aviadores”.

    El diputado de Morena César Morales aseguró en tribuna del Congreso del Estado que el propio líder sindical del SNTSA Mario Félix Pacheco reconoció que se han destinado cerca de 400 millones de pesos anuales para el pago de bonos a empleados con base a “acuerdos al margen de la propia ley”.

    Al aplicar el Gobierno de México y del Estado la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios y no despedir a esta mafia, las víctimas son 2125 plazas eventuales de médicos, enfermeras y demás personal de salud que no cuentan con fuente de financiamiento.

    La institución de salud más afectada por la falta de abasto de medicamentos oncológicos y, ahora, de personal, al quedarse sin médicos y enfermeras especializados, es el área oncológica del Hospital de la Niñez Oaxaqueña (HNO).

    El Insabi ha explicado que, al ser un Organismo Público Descentralizado (OPD) del gobierno del estado de Oaxaca, la demanda de medicamentos del Hospital de la Niñez Oaxaqueña no la tiene registrada el Insabi, ya que está entregando medicamentos a las secretarías estatales, quienes son las encargadas de consolidar la demanda de sus hospitales y centros de salud.

    “En las reuniones con madres y padres de niñas y niños con cáncer, el Insabi ha dejado clara su disposición de apoyar en el abasto de medicinas del Hospital de la Niñez Oaxaqueña. Independientemente de la naturaleza jurídica de este organismo, buscamos resolver, no burocratizar”.

    Alfredo_daguilar@hotmail.com

    director@revista-mujeres.com

    @efektoaguila

    Alfredo Martínez de Aguilarhttp://revista-mujeres.com
    Lic. en Derecho con Maestría en Derecho y Política Electoral. Columnista de Prensa, Radio y Televisión. Director Revista mujeres y Columnista Periódico Tiempo.

    Más recientes

    spot_imgspot_img

    Artículos relacionados

    spot_imgspot_img